martes, 3 de febrero de 2009

The innocents.

Ir al cine solo es...perfecto.
Ir sola al cine a ver una película de miedo puede ser peligroso, pero ir sola al cine, a ver una película como "The innocents"(1961), en Cinemascope, blanco y negro, es genial.
Las historias de fantasmas suelen ser de sábanas blancas y habitaciones vacías con telarañas.
Ésta es diferente. Recorrer los pasillos oscuros de la enorme casa de "Los inocentes" metida dentro de la mirada de la excelente actriz Deborah Kerr es algo que se convierte para el espectador en mucho más que verosímil y mimético.
De pronto te conviertes en Miss Giddens, portas en tu mano un candelabro y recorres la casa en busca de tus propios fantasmas. Los ojos de la pequeña Flora pueden llegar a meterse hasta en lo más dentro de ti mismo, y la sonrisa misteriosa de Miles crea una desconfianza nerviosa en el ambiente a la que nadie es capaz de resistirse.
Qué decir de los planos, maravillosos. Planos superpuestos especialmente bien ideados, rotaciones increíbles, algo estudiado de una forma sobrenatural (y nunca mejor dicho).
Se juega con la ambigüedad en la actitud de algunos personajes, en las apariciones, en los planos...creo que he llegado a ver cosas producto de mi imaginación que ni el propio Jack Clayton pensó.
Henry James fue el autor de este "texto iluminado", creando el relato "La vuelta de tuerca" título que, pensándolo bien, me hace reflexionar aún más sobre el fin de la película.
¿Quién tiene que darle una vuelta a la tuerca mental?
Ah, y de fondo esa "horrible canción" que puede llegar a estremecer. ¿Qué hay más terrorífico que la dulce voz de una niña cantando Oh willow waly.. ?
A ver quién se atreve ahora a abrir una cajita de música. O a tocar un sauce...y a mirar de reojo a las estatuas del jardín...

2 comentarios:

S.T.G dijo...

Me he liado con los "sólos" del principio...

Leyéndote dan ganas de ir a verla, pero, a estas horas (me acuesto pero ya) me he quedado emparanoiado con esos "sólos". Tal vez no lo he entendido, disculpa pero es que se me cierran los ojos. Mañana me peleo de nuevo con ellos y te comento mejor.

Por cierto...

Seguro que Frau Eva se parecía a ti. O así me la imaginé. En versión vieja, claro.
Bonita foto de perfil frontal.

Buenas noches.

Raquel dijo...

No me extraña que te hayas liado. Era tarde y yo estaba demasiado impactada con la peli, tanto que se me fue la olla con los "sólos" jaja... pero gracias por darte cuenta.
Ves como soy humana, ves como no tengo derecho a llevar siempre la razón en cuanto a estas cosas por mucho que estudie filología...jajaja.
Frau Eva? Espera que me sitúe.