viernes, 4 de diciembre de 2009

Manzini no es sólo la capital de Suazilandia.


Manzini se quedó sin amigos. Manzini está igual de obsesionado que Francis Bacon con el Papa Inocencio X o que Monet con la catedral de Rouen.
Francis Bacon jamás se atrevió a ver el cuadro de Velázquez.
Monet se empeñó en captar todas las fases de luz en la fachada de la catedral barroca, así como yo me empeño en captar y captar y captar todos los cambios del paisaje como una niña desde la ventana.

7 comentarios:

Totò Lazzzarini dijo...

Fui a la primaria República de Suazilandia. En algún momento cuando era niño llegué a pensar que ciertas palabras eran producto de la imaginación de un pequeño grupo de personas: mis papás, los maestros de la escuela, la Directora; y pronto, al final de los días de cada uno de nosotros, iban a desaparecer para alcanzarnos.

Miguel Ángel Maya dijo...

...Cara Raquel...
...Me gusta esa veraniega foto, ese mar de fondo en un atardecer oscuro, y ese Manzini que no es sólo la capital de Suazilandia...
...Leo tus palabras mientras suena una música lejana: desde mi ventana también veo tejados e invierno...
...Te mando un abrazo y me muero de ganas de saber qué fue de aquel viaje a París...
...Tantissimi baci...

Raquel M. Soto dijo...

Que bella esa reflexión sobre las palabras, S.
:)

La he releído varias veces.

Raquel M. Soto dijo...

M.A.M.
La foto aunque no lo creas, es del día que cambiaron la hora, hace un mes más o menos ¿no? Aquí sigue haciendo un tiempo buenísimo, qué paura me da tornare a España...
Email que te va en un ratito :D

Carlos dijo...

Hola Raquel, muchisimos recuerdos desde la estepa riojana. Como verás el ecalpelo armonico es ahora un bebe frente a la estatua de la libertad...

Miguel Ángel Maya dijo...

;-)
...¿y el email que me venía en un ratito?...

Bernier dijo...

Ventanas,
postales de mi cuarto.