sábado, 13 de marzo de 2010

todos estos rollos de quién se es y cómo.

Llevan toda la vida diciéndome que no aparento la edad que tengo. Tal vez medir 1.74 con catorce años contribuía al fatto.

Supongamos que el mero hecho de tener la presión de la apariencia me hizo no bajar el listón, es decir, evitar a toda costa comportarme como una inmadura.
Supongamos que el mismo hecho de evitarlo te hace no ser una inmadura en casos en los que lo serías si no fuese porque tienes la concepción de madurez e inmadurez demasiado metida y...

ahora con veinte años me he cortado el pelo y todos vuelven otra vez con esos comentarios, diciéndome todo el tiempo que aparento ser más grande de lo que soy y bueno, nunca me dijeron que pareciese mas joven, claro está.

Esto ya parece una cuesta arriba, creo que ya no tengo vuelta atrás y que no me queda otra más que asumir que mi infancia fue corta y que todo va en grado ascendente, contando con todo lo bueno que eso puede acarrear, quiero decir, el saberlo.

La foto la hice en París.

8 comentarios:

Miguel Ángel Maya dijo...

...I understand U, my sweet and dear Rachel...

k dijo...

"Madurez" e "inmadurez" son palabras muy gordas; de ésas que se dan por asentadas y sacrosantas y se magnifican en su significado social y que, sin embargo, nadie sabría definir (si es un poco inteligente).
Como miles y miles de conceptos que damos por asentados (y como tantas otras cosas en la vida -yo diría que casi todas-), al final uno comprende su relatividad, y es cuando se llega a la parte divertida de la vida.

k dijo...

"Madurez" e "inmadurez" son palabras muy gordas; de ésas que se dan por asentadas y sacrosantas y se magnifican en su significado social y que, sin embargo, nadie sabría definir (si es un poco inteligente).
Como miles y miles de conceptos que damos por asentados (y como tantas otras cosas en la vida -yo diría que casi todas-), al final uno comprende su relatividad, y es cuando se llega a la parte divertida de la vida.

R. dijo...

Y qué razón llevas con todo eso de la relatividad en los conceptos, K arriero.

k dijo...

Lo malo es si esa relatividad no sólo es aplicable a los "conceptos", sino también a nuestra subjetividad, a nuestras concepciones más profundas y asentadas sobre nuestra infancia o elfuturo, el sexo y el amor, lo que está bien y mal; a nuestra visión de nosotros mismos.
Entonces todo se convierte en pasos sobre arenas movedizas, y deja de ser tan divertido como decía en el comentario anterior.
En fin...

El mail...Me gusta A.Y.

R. dijo...

k, me gustan tus reflexiones. Mucho.

Un saludo.

k dijo...

Pues yo paso de ellas R. :)
Es raro, porque las escribo o pienso yo.

Me movió a poner cuatro líneas el deseo de que puedan servir para algo; concretamente para que pases un poquito más en el futuro cuando te exigan madurez o te achaquen inmadurez. Entonces...,¡les levantas el dedo!

Totò Lazzzarini dijo...

Yo a los catorce años medía 1.76 :D y ahora eres más alta que yo. A mí me gusta tu corte de cabello nuevo :)