sábado, 16 de abril de 2011

collige virgo rosas


Sonará raro y estúpido pero estoy teniendo una crisis de edad. Muchos me dirán que estoy loca porque juventud y vitalidad son dos palabras que me pueden describir, pero supongo que una de estas de vez en cuando no vienen mal para aprovechar más aún las oportunidades vitales.
Considero que he viajado mucho y he vivido mucho también, pero a veces pienso que el tiempo pasa demasiado rápido y que no queda nada para que mi vida esté llena de obligaciones, de esas obligaciones que siempre detesté, y eso me pone triste. Es mejor que no cuente la noche que soñé que cumplía más años de los que tengo y me entristecí tanto que me pasé todo el sueño llorando. 
Siempre pensé que no sería una persona más atada al aburrido sistema social en el que te compras un piso, te enraízas en un lugar demasiado tiempo y acabas llevando una rutina de vida detestable y anodina, pero ahora veo algo así cada vez más cerca y no me apetece, siento que tengo que huir y rápido de todo esto. No hablo de gandulear, cosa que nunca he hecho, sino simplemente intentar hacer de cada día una nueva aventura. Miro el mapa mundi y me hastío, voy a la biblioteca y me hastío también. Quisiera visitar y leer todos los sitios y libros del mundo. Este tipo de sensaciones me abruman, porque en el fondo sólo crean impotencia.

La foto la hice en mayo de 2009, me habían prestado una lomo action-sampler y era joven.

5 comentarios:

NubOsidad VaRiable dijo...

Vaya, me suena bastante esa sensación. Debes volar, entonces.No dejes de hacerlo.
Nunca es tarde.Pero volar también con los pies, no solo con la cabeza. Yo a mis 30 estoy pensando en inscribirme en sabatica.com,no te digo más.
Lo estático, para los que no sueñan ni dormidos.
Mucho ánimo!!

Roberto dijo...

Mientras sigas escribiendo no estará todo perdido. El primer síntoma es abandonar el blog que te vio viajar y convertirte en quien eres. Y si llega el día en el que no tienes nada que escribir, date dos semanas, coge la mochila y comienza un nuevo rumbo ;-)

Ra dijo...

Se te pasa, mi niña... y vuelve, y se te pasa ;)

Bette Davis dijo...

R, creo que a nuestra edad esto es muy normal, esta sensación me refiero. Yo últimamente la siento casi como una espada de Damocles que pendiera encima de mi cabeza. Es un poco asfixiante el futuro y las responsabilidades; pero yo creo que a pesar de todo eso uno no renuncia nunca a su verdadero espíritu, en tu caso, un espíritu aventurero. Siempre lo tendrás, a pesar de que te muevas en un mundo gris. Porque eres color y aventura y eso no se pierde.


:)

sindrome coleccionista dijo...

Siempre q descubro un blog le doy una oportunidad de la portada y algunas páginas , letras y fotos más. Llegado a éste punto, a esta entrada, me veo en la necesidad de seguirte para no perderme nada de tu blog, me gusta:)