sábado, 17 de marzo de 2012

Aquel día

nos perdimos en carreteras eternas. Cruzamos tres países en una sola tarde.
Todavía hacía frío. Nos sentíamos jóvenes, prófugos de la justicia huyendo a ninguna parte en la dirección incorrecta.

Eran ya más de las doce de la noche y estábamos todavía muy lejos de casa, estaba oscuro. Tú seguías conduciendo hacia una ciudad extraña que se asemejaba al nombre de nuestra casa.

Me dolía la tripa. Tú tenías el volante y yo empecé a cantar y a contarte historias divertidas.

Paramos el coche en una estación de servicio. Fumaste un cigarro. Yo te observaba desde adentro. Eres guapo, tienes el pelo largo y castaño. Tenemos la misma nariz. Sonríes mientras fumas y el humo se dispersa hacia todas partes cuando tu risa se entrecorta y me miras. Eres y serás el chico alto e inteligente que fuma Philip Morris. Somos jóvenes, estamos perdidos lejos de casa, hoy somos grandes.

Recibí un sobre con mi nombre escrito, una carta y un ticket de compra.

TEXACO Heverlee 1
Autrostrade  E 40

ARTIKEL

Evian
Landkaart Frank
Snickers 2-Pack
Philip Morris K
                                  16.20 €

                                                                                                                                                    

3 comentarios:

Centinela dijo...

brillante, se oye como el inicio, el final o el todo de un algo.

Clementine dijo...

Oh. Precioso.

cessione del quinto dijo...

Me encantò.Optimo articulo.Elena A. deguida prestiti