miércoles, 5 de noviembre de 2008

Rutina con sabor a chocolate.

Estaba a punto de comprar el periódico de ayer para ver si me sorprendían las noticias pasadas.

Me he vuelto impasible ante el tiempo, ante los sucesos.
Creo que me he introducido de pleno en el círculo vicioso de cualquier chica de dieciocho años (cama, clase, comida, biblioteca, cama)
Me voy a quejar de la rutina pero...sólo un poquito. Me quejo porque la rutina no deja espacio a mi imaginación, en cierto modo me anula. Para que me entendáis, la rutina me disgusta pero no del todo porque implica bienestar.
No os quejéis tanto de que estáis enganchados a las mismas acciones día tras día, eso significa que no tenéis que luchar cada día por un trozo de comida, que no tenéis que andar kilómetros y kilómetros para llegar ya no a la universidad o al trabajo, sino a un humilde pozo de agua turbia que luego os tendréis que beber.

Me encanta la rutina en la que puedo llegar a casa y comerme media tableta de chocolate auto-excusándome porque estoy decaída, o en la que antes de meterme a la cama me doy una ducha relajante para enganchar un libro, o en la que después de la universidad puedo tomarme una caña con los amigos. Sí, me encanta la rutina.
Además, el hecho consiste en intentar romperla un poquito cada día, buscar pequeñas emociones en esas doce o catorce horas en las que seguro que puedes tener un rato para ti. Sino...siempre queda el fin de semana...
Además, ¡¿no es genial leer la prensa y ver que hay un nuevo presidente en lugar de un "arbusto", que además es de raza negra y que además su lema es YES WE CAN (change)?!

Esperemos que no nos decepcione...


Es curiosa nuestra actitud.
Ponemos todas las esperanzas del mundo
(echa cuentas de cuántos millones de personas son esas)
en dos manos, dos ojos y dos orejas que nos transmiten un progreso,
y luego no somos capaces ni de creer en nosotros mismos.

6 comentarios:

J.Cuervo dijo...

Grcaias a la rutina, los momentos especiales son eso, especiales.

Yes we can

J. Cuervo de lasblogenpunto

lobo dijo...

Y yo que me estaba preguntando si alguna de mis "adicciones" trataría el tema del día de un modo original... premio para ti.
besos de lobo

PD; la primetra frase me recordó a una canción de Quique González...

Raquel dijo...

Hola j.cuervo, hay que buscar momentos especiales todos los días... :)

Bonjour lobo!Gracias por el premio, lo recibo con agrado :)
Sí, es de Quique González, por eso está en cursiva jeje...Esque estaba escuchando esa canción y a partir de ahí empecé a escribir el artículo, ese fue mi modus operandi :)

Besotes

oscar dijo...

Sólo el hecho de que conozcas a San Quique de la ciudad del viento, dice mucho y muy bueno de ti... y vives por aquí... qué curioso...
besos de lobo

Raquel dijo...

Lobo te llamas Óscar entonces!
Claro que lo conozco, está puesto en mis gustos musicales de perfil...es preferente para mis días melancólicos (y los no tantos)
Besos

Estoicolgado dijo...

Todo habrá que verlo

pd. tú crees? graciaas ^^

muuuá