domingo, 16 de noviembre de 2008

-¿Sabes? He estado pensando. Dentro de nada es mi cumpleaños, ya voy a hacer 19 años. Parece increíble. Siempre quise llegar a los 18, pero siempre quise también no rebasarlos. Sabía que los 18 iban a ser especiales, y no por el hecho de poder entrar a los bares y todas esas cosas que se pueden hacer con 18 años, (hasta ir a la cárcel), sino porque sabía que me marcarían, que tendrían una esencia que no me dejaría impasible.
Haciendo una recapitulación de este último año en el que me han ocurrido cosas horribles, pero también cosas muy bellas, siento que he mejorado bastante. Al fin y al cabo la vida se trata de eso: TO IMPROVE. Desde que aprendí ese verbo no me lo he podido sacar de la cabeza. Es lo que intento día a día, mejorarme. Creo que lo estoy consiguiendo.
Este año he vivido mucho. He visto mil conciertos, he conocido a mucha gente a la que admiro, admiro a mucha gente a la que cuido. Me admiro y me cuido. Creo que todo esto es muy importante. No me importa hacer 19 si eso supone otro año más de improvement.
Más música, más libros, más inquietudes realizadas, más gente que vale la pena, más caídas, más levantamientos, más manos que me ayudan a levantarme...

2 comentarios:

Ana G. Mariscal dijo...

Es lo importante... avanzar siendo mejor persona. Hoy más que nunca necesitaba saber que no soy la única que lo intenta.

Y sí, la lluvia de Lyon en absolutamente preciosa...

Estoicolgado dijo...

aprovéchalos por todos los que lo darían todo por volver a ellos

y que no falten esas manos

muuá