lunes, 4 de mayo de 2009

Cargado de insoportable levedad, de vapor de agua.


Aquel día pronosticaron un sol enorme pero el cielo estaba cubierto de nubes y el viento era helador. Un día hablamos de los límites del ser humano, de la capacidad que tenemos de soportar el dolor.

Hoy yo me he quedado en blanco mirando la puerta gris metálica.

Ese día llegamos a la conclusión a raíz de hablar de los estoicos. Ellos optaban por pasar por la vida sin pena ni gloria. Sin disfrutar de las alegrías y sin llorar las penas. Estado ¿óptimo? ¿equilibrado? ¿Cómo puedes estar en equilibrio si antes no te has balanceado?
Hacía frío y hablábamos de los límites de dolor en el ser humano.

Hoy mi mirada estaba fija en la puerta y sentía la insoportable levedad del sufrimiento, de ese que te hace sentirte vapor de agua, ese que te hace pensar que estás flotando porque crees que no eres capaz de soportar tanta carga.

La conclusión de toda aquella charla sobre los helenistas, el placer y el sufrimiento fue que llegamos a estados de coma por el instinto de supervivencia.

Es el cerebro que no aguanta más y le da una chance a los sentidos.

O son los sentidos los que le dan vacaciones al cerebro. El caso es el no poder más. El sentirte vapor de agua, pompa de jabón y ver todo gris, creer que flotas hacia arriba o que te hundes hasta el -2. Es el estado de equilibrio que te lleva a estar por encima de lo terreno, es el trance de la insoportabilidad.


Si no llegas al coma es que todo es superable.

8 comentarios:

guevofrito dijo...

el placer es algo parecido a comerte un iberico con pa amb tomaca en el papeo despues de ver como tu equipo le mete 6 al madrid en el bernabeu. viva el hedonismo cule!

Raquel dijo...

Jajaja ay primo, qué coincidencia verte! Justo cuando te ibas me pillaste hablando por teléfono, teníamos que haber comentado...qué tal te supo el bocata?
Besotes!

J.L. García Íñiguez dijo...

¿Y qué diablos hay tras la puerta gris metálica?

lobo dijo...

Es curioso, todas las decisiones tienen como punto de partida y destino una emoción... yo no estaría tans eguro de que razón y corazón vayan por libre...
besos de lobo

guevofrito dijo...

cojonudo. y despues de lo que te he dicho me habria atrevido hasta con un bocata de espinacas en carne de perro y me habria sabido a un roto de picadilly circus. el sabado fue el dia mas feliz de mi vida, empatado con otros muchos jeje soy asi de irracional...

☀Pau☀ dijo...

Sería ideal no alcanzar el equilibrio. Es imposible vivir con cada cosa en su sitio y a la vez enamorarse.

Marian dijo...

Tenías que ser tú la que plasmaras como me siento. Eres un ángel.

Raquel dijo...

J.L. Lo que hay detrás de la puerta no es relevante.

Lobo...razón y corazón creo que tienen una relación de amor-odio bastante intensa.

Marian...tenemos que quedar pronto. Creo verte por todas partes jaja.

A todos: gracias.