martes, 12 de mayo de 2009

Inmortal.

Te has sido sin apenas verte.
Tu alma se queda en nuestras canciones...



Odio las despedidas. Recuerdo cuando M. se fue a Australia. Estoy bastante segura de que probablemente no nos volvamos a encontrar. Tal vez sí, ¿quién sabe? tenemos aviones y portaaviones. Sabemos cruzar océanos y largas distancias en poco tiempo. Era por la noche y llovía. Al ser invierno, a las seis de la tarde las farolas ya estaban encendidas. Puro invierno y puro día de lluvia (cómo no, para acrecentar la tristeza).
Yo no estaba triste. Un amigo se iba lejos pero tal vez podríamos quedar para tomar té cualquier día en una tetería australiana, londinense, tal vez india. ¿Quién sabe? Tenemos aviones y portaaviones. Sólo sé que odio las despedidas. Mi costumbre es decir hasta mañana. Nos vemos mañana, como siempre, como todos los días. Eso es lo que hago: decir hasta mañana. Quita todo rasgo de tristeza, toda marca de melancolía al momento. Aunque seas consciente de que es muy difícil volver a ver a esa persona, qué mejor que ser positivos...
-Hasta mañana.
Y te vas con un par de lágrimas en los ojos pero sabes que puedes visitarle. Y que él podrá volver...
Hay veces que las despedidas son irremediables. Repentinas. Odiosas. Son tan inesperadas que no tienes tiempo de preparar tu mente para dar el último abrazo. Despedir a alguien es tan difícil...
¿Cómo lo haces si ni tan siquiera le dijiste hola?
Hasta mañana, Antonio Vega.

4 comentarios:

Zorro de Segovia dijo...

Una vez, Fernando Fernán Gómez, dijo lo siguiente:
"tengo la certeza de que , cuando muera, no me voy a encontrar con ninguno de mis amigos muertos, y eso es lo que me produce llanto, cuando desaparecen".

Me alegro de que Antonio Vega haya pasado por este mundo, aunque no le volvamos a ver.

caballito dijo...

Lo que yo hago es tener una linda charla y nunca aviso que es la última. Un beso en la mejilla, un abrazo y me marcho. Quizá algún día nos veremos de nuevo.

Sergio dijo...

No soy muy popero. Bueno, ni muy ni pollas... no soy nada popero. Pero lucha de gigantes me pone los pelos de punta. Una lástima.

Recuerdos, Raquel.

Sergii dijo...

A mi la noticia me dejo hecho polvo.

Un Abrazo ;p