martes, 19 de enero de 2010

Copulation and mirrors are abominable.

En mis últimas vacaciones leí un poco de los diarios de Wittgenstein. Era una edición bilingüe de la biblioteca y traducía muy literal todos sus pensamientos, con una sintaxis muy alemana y muchas explicaciones. Mi coleguilla Ludwig reseñaba todos los días si había estado pensando (filosóficamente hablando) o no. Para designar esa actividad él utilizaba en alemán un verbo cuyo equivalente en español es trabajar. El tío estaba sirviendo en el servicio militar, de un lado a otro del mundo haciendo duras tareas todos los días, pero siempre se preocupaba de si había tenido tiempo para trabajar o no.

Para todos aquellos que se crean que estar en silencio y mirando al infinito es tocarse las narices.


Sí, estoy de exámenes.
Sí, es un retrato en un rollo de papel higiénico gastado y dice Hi how are you? como Daniel Johnston.
Sí, estoy escuchando Manos de Topo.


Copulation and mirrors aren't abominable, por mucho que lo dijera uno de los libros sobre Uqbar. Más bien dan la mayor productividad con el menor rendimiento.

7 comentarios:

Miguel Ángel Maya dijo...

...Raquel, el enlace de youtube tiene algún error...
...Un abrazo, niña, ¿pero estás ya en Italia de vuelta?...
...Tanto trajín que me tienes medio loco...

Raquel M. Soto dijo...

Solucionado :), grazie!
Sí, estoy por aquí, ahora exámenes!
Un abrazote, te leo.

berti dijo...

¡Hola! Acabo de descubrir el blog, mi gusta, mi gusta mucho.
Pues, hace poco leí en "Historia de un idiota contada por él mismo", de Azúa, que según él(dicho en clave-broma, o no) no había mejor momento para trabajar/filosofar que en la mili, concretamente cuando uno se pasa tres horas alineado esperando a que llegue el capitán.
Igual era una referencia al señorito Ludwig, porque hay otros guiños.
De hecho el protagonista llega a la cumbre de su pensamiento en esos días de invierno y marchas.

berti dijo...

Urrrrggghhhh, Error, Error. NO acabo de descubrir el blog. ¡Sólo que está muy cambiado! Y hacía tiempo que no salía yo de mi triste ermita.

R. dijo...

Hola Berti!Interesante apunte :)
dices que ya lo conocías de antes, pero creo que nunca habías dejado huella.
Voy para el tuyo, un beso.

berti dijo...

¿¿En serio non?? YO hago cosas en sueños, luego en la realidad me pienso que las he hecho, y ya no las hago. Jopé.

Giulio Perozziello dijo...

esto me recuerda Modigliani ;)