martes, 31 de agosto de 2010

DELF.

Conclusiones que saco observando mi bandeja de "mensajes sin leer" en facebook:
siempre dejo de escribir a la gente que más me importa porque les quiero contestar con mensajes largos y nunca encuentro un buen momento para hacerlo y contarles mi vida. Siempre busco ese momento perfecto y especial en el que me entren ganas de versar semanas. No llegan, no llegan esos momentos. A pesar de todo esa gente importante sigue estando ahí y soporta mi absoluta dejadez que no tiene nada que ver con mis sentimientos.
Conclusiones que saco observando fotos de facebook:
Todas las tías con pasta tienen el mismo pelo rubio, los mismos rasgos, el mismo moreno aceituna y el mismo vestido blanco ibicenco: co-co-¿cómo lo hacen?
Dije que maduré y por eso en estos propósitos de nuevo año lectivo (creármelos en enero no tiene sentido alguno) me propongo la especialización de tareas, vamos, no diversificarme.
Licenciatura, DELF y mens sana in corpore sano. Menos mal que nunca empecé a fumar así no me tengo que proponer dejarlo.

5 comentarios:

Ra dijo...

Estoy contigo, de cabo a rabo.

aLe!barrera dijo...

Creí que lo del bronceado aceituna y el vestido blanco ibicenco sólo lo notaba yo y me estaba volviendo loca. Aunque el bronceado que de verdad me altera es el DORADO, ¿cómo hacen para brille tanto? Mi teoría es que todos los vestidos se hacen en la misma fábrica tailandesa que luego los distribuye a las franquicias que encargan Quiero dos toneladas de vestidos blancos genéricos o algo así.

De todas formas más de una vez he deseado ser una tía con pasta con cinco amigas clon, ja. Esos son días oscuros.

Besos Raquel, :)
¿Lo de DELF tiene que ver con francés?, recomiéndame un sitio donde estudiar francés en Madrid, desde el nivel menos uno, ¿sí? Graciaaas.

Muac.

illeR dijo...

Me siento identificada...

aLe!barrera dijo...

Esto me recordó a ti: http://www.lapetiteclaudine.com/archives/014406.html

Hasta el título es bonito.
Babai Raquel, :)

Raquel dijo...

Te echo de menos. Te sigo por aquí. Besos. Raquel.