miércoles, 30 de marzo de 2011

desierto y vacío

son palabras muy extensas semánticamente que contienen mucho y muy poco a la vez. 
Están (redundantemente para una de ellas) vacías pero nos traen a la mente imágenes muy fuertes.
Hacía mucho que no montaba en bici debajo de la lluvia, y mientras lo hacía me dije: no se me pueden olvidar estos pequeños placeres dándome a la comodidad y pereza de los últimos tiempos.

4 comentarios:

Leto dijo...

Y creo yo que en esos pequeños placeres, en los pequeños detalles, está la esencia de vivir "los últimos tiempos", los nuevos...y todos los tiempos.

Buena entrada, como siempre.

Muakss

Mrs.Poulain dijo...

Y quiero que sepas que tienes toda la razón ;)

Uguet dijo...

la lluvia es un placer si te gusta mojarte, solamente hace falta verlo de esa manera aunque sea dificil...

PD: sonríe

NubOsidad VaRiable dijo...

Agradecida por recordármelos!!