martes, 6 de diciembre de 2011

ver llover desde la ventana de una.

oír las gotas caer en la claraboya.
he dicho adiós al temblor de los trenes.

2 comentarios:

Diego dijo...

¿...y todo el encanto que esconde el traqueteo de un vagón?

emiliano dijo...

!!!

(todo)