lunes, 24 de septiembre de 2012

Mudarse

No somos nosotros quienes elegimos una nueva ciudad, sino ésta la que elige a uno.

Mudarse varias veces y venir de lejos es sufrir pequeñas muertes.

El duelo después de la partida. Dejamos esa ciudad nueva para volver al punto de origen:

acostumbrarse a la repentina desaparición de aquellos que te rodearon,
a no estar en una casa ajena que fue un tiempo también nuestra.

Volver de visita:

La ciudad que fue de acogida es ahora un cementerio, buscaremos el lugar donde yacen los recuerdos enterrados, pasearemos colocando flores en todos esos sitios que nos disfrutaron, sollozaremos anécdotas con los escasos supervivientes de aquella ciudad antigua que creamos, tres días después haremos rápido la maleta, mañana saldrá nuestro tren de vuelta. Todo se esfuma de nuevo, esta vez con más tristeza. La tristeza de la decepción.

La ciudad no existe,
existió.

Llegada al punto de partida o de origen:
Desde aquel primer viaje o encuentro todo dentro y fuera cambia, arrastraremos la ciudad primitiva a todas las nuevas ciudades que con la siguiente mudanza serán ciudades antiguas. Lo mismo haremos con estas últimas, las arrastraremos a otras y por supuesto al punto de Origen. Esto hará que busquemos exhaustos estas ciudades en otras nuevas.

Inevitablemente conocer dónde nos lleva esta incesable telaraña de personas, bancos de parque, bares de barrio, cafés para llevar, bibliotecas públicas, tranvías, trenes, vaqueros talla 40, paquetes de tabaco, tiendas de cedés, aeropuertos, carretes de foto caducados, un gato, sofás forrados, hamacas de playa, y otras tantas conexiones y objetos es inabarcable porque afortunadamente
la vida no tiene una solución predecible.



6 comentarios:

Fran dijo...

Parece que estás en una fase introspectiva, de análisis freudiano.

Siempre interesante

bsos

@ryanguas dijo...

Imposible representarlo mejor.

Veo que has vuelto al origen. Ten cuidado, a ti no te conviene estar allí.

@ryanguas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
R. dijo...

Gracias a ambos.

Tú crees, R. que no conviene? Estaré aquí de momento un tiempo.

Desayuno pronto?No sé dónde paras.

Miguel Ángel Maya dijo...

...¡Usted y yo tenemos que tomarnos un vino urgentemente!...
:-p

cessione del quinto dijo...

Y me lo dices a mi que llevo màs de 20 años fuera de mi pais ,echando de menos mi familia.Daniela V. delavoratori pubblici